Hora
Martes
21 de mayo de 2019
S O L O   I N F O R M A C I Ó N   D E   P R I M E R   N I V E L

Timan a los visitantes de la feria con juegos de azar prohibidos por la ley

Cuentan con la protección de la policía y del edil Antonio Vázquez


REDACCIÓN 15/AGO/2018 09:45

TEZIUTLAN, PUE.- Con total descaro e impunidad operan en la feria de Teziutlán los juegos de azar prohibidos por la ley, donde timan a los visitantes quienes con la esperanza de ganar ponen en riesgo su dinero. En todo el recinto ferial es común encontrar el juego de la bolita y el de las cartas entre otros, donde los curiosos se acercan y al pensar que pueden acertar apuestan cantidades desde los 50 hasta los 500 pesos.

Estos juegos están siendo permitidos por el ayuntamiento que preside el panista Antonio Vázquez Hernández, ya que la policía municipal pasa por donde están instalados en pequeñas mesas donde alrededor se aglutinan hasta 30 personas sin que los elementos detengan a estas personas al estar incurriendo en un delito.

Aunque la denuncia se ha hecho a través de las redes sociales, ninguna autoridad ha intervenido, ni el ayuntamiento que al parecer es el que les permite instalarse con total impunidad, ni la policía estatal, la ministerial, ni mucho menos el gobierno del estado a través de la delegada de la secretaria general de gobierno Gudelia Tapia Vargas.

La molestia de los ciudadanos no se ha hecho esperar, ya que por lo regular caen en esta trampa personas de escasos recursos que al ver que pueden duplicar su dinero se atreven a apostar y terminan sin disfrutar de la feria, porque con engaños les quitan su dinero, ya que los operadores de estos juegos cuentan con cómplices que hacen parecer que es muy fácil ganar cuando es todo lo contrario.

Las denuncian señalan que esta es una nueva forma de que el edil Antonio Vázquez en la recta final de su gobierno siga perjudicando a los teziutecos al permitir que con estos juegos extorsionen a la población.

En México los juegos de azar prohibidos por la ley son un delito del orden federal, pero los que operan en la feria de Teziutlán parece que cuentan con protección porque extorsionan a las personas sin importarle la presencia de la policía municipal que recorre el recinto ferial.