Hora
Martes
21 de mayo de 2019
S O L O   I N F O R M A C I Ó N   D E   P R I M E R   N I V E L

Motines o fugas se pueden registrar en el Cereso de Teziutlán por la prepotencia del director

Abusa de su poder, humilla y da malos tratos a reclusos y sus familiares, así como a custodios


REDACCION 22/ABR/2019 21:10

TEZIUTLAN, PUE.- Malos tratos, humillaciones y desorganización, imperan en el centro penitenciario de Teziutlán, desde que llegó como director José Manuel Baruc Ojinaga, quien de forma prepotente se dirige a custodios y reos, así como a familiares de los internos que acuden a visitarlos, provocando que varios elementos de seguridad se estén dando de baja, lo que puede generar motines o fugas de los reclusos, por la poca vigilancia que tienen actualmente.

Elementos de custodia de los dos turnos que operan en el Centro de Reinserción Social (Cereso), denunciaron que desde que llegó el nuevo director, varios elementos se han dado de baja, ya que no cuenta con apoyo para brindar una buena seguridad a este centro penitenciario, lo que provoca que su integridad física este en riesgo y para evitar ser responsables de alguna anomalía, desgracia o fuga de algún delincuente, prefieren darse de baja del cuerpo de custodios del Cereso regional.

No cuentan con apoyos para realizar bien su trabajo, no tiene equipo de seguridad, armamento ni uniformes y sus sueldos son precarios y al no encontrar apoyo del director, han optado por renunciar, aunado a que José Manuel Baruc Ojinaga, los trata mal y los humilla.

Los custodios aseguran que el director del penal actúa de esta manera, ya que fue enviado a ocupar este cargo en contra de su voluntad, porque su nombramiento fue un castigo que le aplicó el Presidente Municipal de Teziutlán Carlos Peredo Grau, ya que como jefe operativo de la Secretaría de Seguridad Pública fue uno de los funcionarios más corruptos durante la pasada administración del PAN que encabezó Antonio Vázquez Hernández.

Debido a que no pueden dar de baja a José Manuel Baruc Ojinaga por ser un policía certificado, las nuevas autoridades lo enviaron al Cereso para empezar a limpiar a la policía municipal de los malos elementos, pero ahora existe el riesgo de motines o fuga de los reclusos ante la actitud que tiene en contra de los custodios y sus familiares y por la falta de personal que está renunciando, por la forma prepotente y abusiva como los trata el nuevo director.

El centro penitenciario de Teziutlán brinda servicios a los municipios de Xiutetelco, Teziutlán, Chignautla, Hueytamalco, Ayotoxco, Tenampulco y Acateno y aunque tiene un cupo para cien reos, actualmente alberga a cerca de 150. Familiares de los reclusos y el personal de custodia piden la intervención del Presidente Municipal Carlos Peredo para que se solucionen estas anomalías.